Servicios residenciales

IAHD ofrece las siguientes opciones residenciales para individuos:

Alternativas residenciales individualizadas (IRA, por sus siglas en inglés) con supervisión

Las IRA con supervisión incluyen casas o apartamentos donde personal profesional de apoyo directo proporciona apoyos continuos para individuos. Mediante el uso de técnicas de planificación centrada en la persona, los individuos participan en el desarrollo de un Plan de Servicio Individualizado para identificar los resultados que cada persona desea alcanzar. El personal anima a las personas a participar en las rutinas y actividades del hogar y la vida diaria, así como a aumentar sus capacidades para tomar decisiones y sus posibilidades de socialización, recreación y ocio. Las IRA ofrecen apoyos para las personas al mismo tiempo que proporcionan experiencias para fomentar la independencia y la verdadera inclusión en la comunidad.

Apartamentos con apoyos

Esta opción se ofrece para personas que desean vivir de manera independiente, pero requieren algunos apoyos adicionales para hacerlo con éxito. Los apoyos se diseñan específicamente para satisfacer las necesidades de cada persona. Si bien el personal no está continuamente en el lugar, proporciona supervisión para garantizar la salud y seguridad básica y para ayudar a los individuos a desarrollar habilidades en gestión de apartamentos, elaboración de presupuestos, planificación de comidas, interacciones sociales y resolución de problemas.

Apartamentos comunitarios plenamente integrados

Mediante el uso de Ingresos del Seguro Social, salarios y subsidios de vivienda, los individuos pueden optar por oportunidades residenciales más independientes. IAHD está plenamente comprometido a trabajar con varios socios de la comunidad para desarrollar oportunidades de vivienda integradas que utilizarán tecnología, supervisión del personal y otros métodos para ayudar a las personas a lograr la meta de vivir por su cuenta.

Centros de atención intermedia (ICF, por sus siglas en inglés)

Estas casas ofrecen a los individuos un alto nivel de apoyo por parte de médicos y personal profesional de apoyo directo para ayudarles a aprender habilidades básicas para la vida, incluyendo comunicación, cuidado personal, socialización, salud y actividades de bienestar. Las personas reciben asistencia para formar parte de la vida comunitaria.